Las madrugadas

Ya no es el miedo lo que nos condena sera la costumbre la que nos matara ya no sera el desvelo o el hambre la que nos mantendrá esperando...