domingo, 10 de septiembre de 2017

Sin futuro

Hoy vengo con pocas ganas y pocas fuerzas,
con cara torcida
las manos abiertas y caídas
sin necesidad de decir mi nombre,
solo dispuesto a entregarme
hoy vengo a describir el fracaso
los ventitantos años de celos, de rechazo
¿como no podría quedarme mas fuerzas?

Hoy vengo despedazado, sintiendo el peso de lo pasado
sin respuestas me postro ante la impotencia contenida
el cielo se agita, se pasea vehemente sin razón
y regurgita algunas palabras de tristeza.

Hoy el viento esta enrojecido como melancólico
como lleno de furia, siento la desesperanza
y nos mira desde el cielo, llorando.
Hoy simplemente vengo desganado
triste, sin fuerzas, dispuesto a morir
siento que no existe un futuro ni un presente.

No hay comentarios:

Las madrugadas

Ya no es el miedo lo que nos condena sera la costumbre la que nos matara ya no sera el desvelo o el hambre la que nos mantendrá esperando...