domingo, 17 de junio de 2018

Mini historia: Vivia cerca de un río.

En eso dias ya no recordaba las cosas que debia hacer, porque sinceramente estaba perdiendo las ganas de vivir, no lo mal entienda, no me refiero a algun instinto suicida, me refiero a algo mas esoterico, algo mas profundo.
Ya no queria disfrutar la vida, le parecia tan inutil, tan falaz, tan efimero; lo que realmente le preocupaba era obtener dinero, comida, cansancio, para poder dormir tranquilamente por las noches.

Vivia en un cerca de un río, un río nada romantico
un rio sucio, lleno de mierda, llleno de peste
y sin embargo le gustaba pasar por el puente
era su lugar favorito
era donde reflexionaba
el sonido del agua,
las gotas chocando masivamente sobre las piedras
la basura flotando, nos hacian recordar la vida
de como los sueños se ven estropeados por la realidad
y como la realidad se vuelve algo hermoso sin querer.

Barriles flotando, desbordamientos peligrosos
el agua, como la vida y como la muerte.

— Te quiero mostrar algo, bueno mas bien un lugar.
— mm Ok — se lo decia con duda. Mientras caminabamos conversabamos sobre tareas, sobre la vida, o lo poco que pueden hablar dos adolescentes de octavo grado.
— es aquí.
Al frente de mi, un pequño puente se abria camino, no tendria mas de 80 centimetros de ancho uno 5 de largo, abajo de el, un río.
— lo se, se que huele mal--- me decia Juan al ver mi cara de asco.
— pero...--- añádio--- me gusta este lugar.
— ¿porque?
— ¿Quien sabe?, a lo mejor es el sonido del río chocando con las piedras, me relajá.
— creo que te entiendo.
— ja, enserio?
— bueno, la verdad se siente como estar alejando de todo, bueno, la calle principal esta como a 15 metros, pero solo se oye el río y no hay nadie cerca.
— si, algo asi, ¿regresamos?, mi papa se molestá cuando me tardo demasiado, quizá piense que me tirare del puente.
— aunque te tires no te va pasar nada jaja, esta cosa solo mide como 2 metros.
— porque no lo has visto cuando llueve, entre el gran caudal y la suciedad, mas de alguna vez, ha quedado algun cuerpo atrapado en el puente.
— que paja!, no te creo.
— es enserio!, pero, vamonos, de todos modos tenemos que terminar la tarea.

No hay comentarios:

Mini historia: Vivia cerca de un río.

En eso dias ya no recordaba las cosas que debia hacer, porque sinceramente estaba perdiendo las ganas de vivir, no lo mal entienda, no me r...