domingo, 25 de octubre de 2009

IV

Tan sediento de tus besos,
sin saber porque
ni como
estoy aqui, pidiendote que te quedes
y tu queriendo besarme de nuevo.

Y tan complicado fue llegar hasta aca
no recuerdo ni como fue
solo pienso que tuvo que suceder
y dejar que todo siga como va
sin soltar tu mano.

Afuera todo va rapido,
te miran raro
te hablan raro
y creen que sigues ahi
pero estas secuestrada
y yo arrestado
tu por mi y yo por ti.

No hay comentarios:

Las madrugadas

Ya no es el miedo lo que nos condena sera la costumbre la que nos matara ya no sera el desvelo o el hambre la que nos mantendrá esperando...