viernes, 18 de febrero de 2011

Otro comienzo de una historía.

Las composiciones destrozadas e incompletas de ese cuaderno tenían algo especial, cada una de ellas parecía una vida, una esencia que iba mas allá de las simples palabras utilizadas para describir el mundo fantasioso en el que se desarrollaban.

No se sabían si eran canciones o viejos poemas muertos antes de ser exhibidos pero la esencia la tenían, solo había un problema, nada de ellos estaba firmado ¿quien seria el autor?.

Eran días extenuantes, el calor se hacia insoportable y en la construcción de aquella nueva ciudadela lo único excitante había sido el hallazgo de esos viejos apuntes, paginas ennegrecidas por el tiempo, per perfectamente conservadas, como si alguien hubiera querido que las leyeran en una época lejana a las suyas.

Un cuaderno y mil paginas arrugadas eran todo lo que quedaba de una vieja casa semidestruida y apta para la demolición, en donde se construiría nuevas estructuras es post de la remodelación de la ciudad.

-¿que es eso? pregunto el jefe de albañilería al arquitecto.

-no lo se, lo halle por aquí en un cofre detrás de uno de los muros, creo que son los pensamientos e ideas de alguien, pero no estoy seguro.

-Tiralas a la basura.

-no, creo que me las quedare.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una gran historia podria surgir de estas lineas, deberiamos escribir una historia cada quien usando de base tu "prólogo", que te parece?

K3M# dijo...

Ohhh yeah!! seria genial