domingo, 13 de marzo de 2011

Suicidio.

Nadie a mi lado
mis pensamientos vagos
una soga en mi patio
y nadie que pudiera mirar.

Nadie a mi lado
mis pensamientos vagos
un frasco lleno
y nadie para escuchar.

Mi sueño desecho
mi moral por los suelos
mi cuerpo acorralado
y comienzo a temblar.

La luz llega
la luz se esconde
me siento libre
me siento fugaz.

No hay comentarios:

Las madrugadas

Ya no es el miedo lo que nos condena sera la costumbre la que nos matara ya no sera el desvelo o el hambre la que nos mantendrá esperando...